la mejor experiencia de gestión de créditos

Del Rock a la financiación colectiva

Publicado 10/29/2019


La banda británica de rock Marillion formada en 1979, es responsable de haber formado parte de la ola de rock neo progresivo durante la década de 1980. A pesar de varios éxitos, para 1997 según declaraciones del tecladista Mark Kelly, se encontraban en una posición donde las ventas de su música no estaban generando las ganancias suficientes para realizar una gira planificada a Estados Unidos. En aquel tiempo, el número de seguidores de la banda con acceso a internet era limitado. Esto no impidió que los músicos recaudaran exitosamente 60,000 dólares en un foro online gracias a sus fans y se convirtieran en pioneros de lo que ahora conocemos como Crowdfunding.

El término en inglés, compuesto por las palabras crowd (multitud) y funding (financiación) hace referencia a la financiación colectiva y se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años.

Anteriormente, las opciones con las que contaba un emprendedor para llevar a cabo una idea, se encontraban limitadas a tomar de sus ahorros, pedir prestado a amigos o familiares, vender sus bienes o obtener los recursos con ayuda de una institución financiera. Actualmente es posible presentar un proyecto en plataformas online que permiten al emprendedor conectar con una red de personas interesadas en invertir en su proyecto.

Los beneficiados de esta financiación colectiva, podrán obtener recursos para proyectos de arte, campañas políticas, financiar deudas, proyectos escolares, producción de cine, prototipos tecnológicos, nacimiento de compañías, etc. Las posibilidades son prácticamente ilimitadas en la medida que la idea se presente de manera clara y convincente para los potenciales inversionistas. 

Al conseguir fondos de una gran cantidad de personas, la aportación económica de cada interesado en el proyecto será significativamente pequeña, ayudando también a disipar el riesgo de inversión. Además el proyecto en apoyarse del crowdfunding deberá especificar la cantidad necesaria y la fecha límite para reunir el capital necesario. De no completarse el objetivo, los fondos serán devueltos.

Si bien las aportaciones pueden recolectarse a modo de donación, donde la red de inversionistas pueden financiar proyectos solidarios sin recibir algún beneficio a cambio, existen otros tipos de Crowdfunding: 

De recompensa 
Es uno de los más usados en proyectos de arte, se ofrecen recompensas no monetarias como formar parte de los créditos de la película financiada, o aparecer en los agradecimientos de un libro.

De préstamo 
El inversionista recibe su dinero de vuelta con un interés a su beneficio como contraprestación a su aportación.

De inversión
El aportador recibe parte de los beneficios generados por el proyecto, obteniendo acciones y pasando a ser parte de la sociedad que financia.


Después de la financiación de su gira, Marillion envió un email a los 6000 fans de su base de datos para preguntarles si comprarían su álbum por adelantado. La respuesta en general fue positiva y recibieron más de 12,000 pedidos por adelantado. Eso les ayudó a financiar la grabación de su álbum y se convirtió en el modelo de crowdfunding que hoy en día es usado para impulsar ideas innovadoras y generar desarrollo con la creación de cada vez más plataformas que siguen este modelo de financiación colectiva, incluídas las más exitosas como KickStarter. 

 










COLABOREMOS JUNTOS

Queremos saber más de ti, contáctanos y conoce todo lo que podemos hacer por tu financiera.