la mejor experiencia de gestión de créditos

Financieras: agentes de seguridad sanitaria.

Publicado 03/23/2020
Con más de 138,580 casos a nivel global y más de 5,000 decesos, las sociedades de todo el 
mundo están tomando medidas para frenar la propagación del COVID-19.

Estas precauciones han culminado en medidas que van desde la restricción de aglomeraciones, hasta el cierre temporal de negocios de diversos giros.

Sin embargo, siendo los servicios de salud, alimentación y financieros, indispensables para que la sociedad pueda hacer frente a la epidemia, estos han continuado operando bajo ciertas medidas de prevención. A pesar de estas medidas, tanto clientes como ejecutivos financieros pueden verse expuestos, pues es una realidad que la demanda de estos servicios no ha experimentado una disminución, si no todo lo contrario. 

Algunas de las instituciones bancarias más grandes del país, han optado por regular la entrada de personas y el tiempo en sus instalaciones como medida preventiva. Por otra parte, otros bancos informaron que operarán con el mínimo de personal debido a que está comprobado que evitar el contacto entre personas es la mejor manera de frenar el nuevo coronavirus.

De acuerdo con un comunicado publicado por una importante institución financiera, otra de las medidas ha sido recomendar a sus clientes el hacer uso de la banca en línea así como sus aplicaciones para realizar operaciones, ya que con ello se evita el contacto entre personas.

El brote de coronavirus, puede actuar potencialmente como una oportunidad para que las empresas de servicios financieros, contribuyan a actuar de manera empática y responsable, aprovechando la tecnología disponible.

Las industrias fintech, pueden ser particularmente adecuadas para hacer frente a los desafíos logísticos y los riesgos para la salud que plantea un escenario como el actual, debido al número de trabajadores remotos en el sector que pueden lograrse con plataformas cloud-based como creditar.io, que permiten a las financieras acceder a sus cuentas desde cualquier dispositivo en casa y seguir ofreciendo sus servicios en línea.

Por lo tanto, dependiendo de cómo esté estructurada una empresa de servicios financieros, esto podría presentar una gran ventaja, tanto en el sentido de que las operaciones pueden continuar normalmente una vez superada la pandemia, (y con mayor eficiencia que antes), como que los empleados, líderes y clientes, se enfrenten a menores riesgos.



COLABOREMOS JUNTOS

Queremos saber más de ti, contáctanos y conoce todo lo que podemos hacer por tu financiera.